domingo, 24 de septiembre de 2017

En Berrotarán, presentando "El Diluvio Universal y otros efectos especiales"

En mi pueblo, Berrotarán, y en el marco de la Semana del Libro y de los 100 años de la escuela donde cursé algunos grados de mi primaria: la Víctor Mercante; con mi gente, presentando mi libro "El Diluvio Universal y otros efectos especiales"

Talleres de microficción en la escuela Víctor Mercante, de Berrotarán

En mi pueblo, Berrotarán, y en el marco de la Semana del Libro y de los 100 años de la escuela donde cursé algunos grados de mi primaria: la Víctor Mercante; dando talleres de Microficción para los alumnos de 4to, 5to y 6to grado. Un placer aprender de ellos.

sábado, 23 de septiembre de 2017

"La balada de Duir y su amor galante" en EN FRASCO PEQUEÑO

Mi cuento breve "La balada de Duir y su amor galante", en EN FRASCO PEQUEÑO. Acá el link: http://enfrascopequeno.blogspot.com.ar/2017/09/la-balada-de-duir-y-su-amor-galante.html


Con mi ejemplar de Galaktika!


Mi texto "Mariana" en LITERATURA BARATA Y DISCOS DE GOMA

Mi cuento "Mariana" en LITERATURA BARATA Y DISCOS DE GOMA, un proyecto más que interesante, convocado por Juanci Laborda Claverie y Cuentos Criollos, desde la hermosa provincia de San Luis. Se trató de elegir una canción, y escribir un texto basado en ella. En mi caso, elegí "El anillo del capitán Beto" de Invisible (que es lo mismo que decir del Flaco Spineta). Se puede leer on-line, y cada cuento tiene su link para escuchar el texto leído. Lo encuentran acá: https://onedrive.live.com/?authkey=%21AGF_UKsugJSze9E&cid=34CE480257E46002&id=34CE480257E46002%2173891&parId=34CE480257E46002%2173564&o=OneUp

Si quieren ahorrar tiempo, pueden escuchar "Mariana" acá: https://ar.ivoox.com/es/Daniel-Frini---Mariana_sb.html?

lunes, 7 de agosto de 2017

Me entrevista Juanci Laborda Claverie

En su blog "Leo, escribo y opino...", Juanci Laborda Claverie —gran difusor de nuestra literatura, gran amigo y gran tipo— me hace esta entrevista, que podés leer acá, y acá abajo:

20 Preguntas a los que escriben - Daniel Frini
Continúo con las 20 preguntas estandarizadas a escritores amigos. Hoy le toca a Daniel Frini, un escritor super talentoso y además ¡tipazo! ¡Gracias Dani por tu buena disposición!

Daniel Frini nació en Berrotarán, Córdoba, Argentina en 1963 y vive en San Martín, Buenos Aires, Es Ingeniero Mecánico Electricista de profesión, escritor y artista plástico. Ha publicado en varias revistas virtuales y en papel, en blogs y en antologías de Argentina, España, México, Colombia, Chile, Perú; y, además, traducido y publicado en Italia, Portugal, Brasil, Francia, Estados Unidos, Canadá, Uzbekistán, Hungría y Grecia. Publicó “Poemas de Adriana” (Libros en Red, Buenos Aires, 2000), “Manual de autoayuda para fantasmas” (Editorial Micópolis, Lima, Perú, 2015) y “El Diluvio Universal y otros efectos especiales” (Eppursimuove Ediciones, Buenos Aires, 2016). Ha obtenido, entre otros reconocimientos, el Premio Internacional de Monólogo Teatral Hiperbreve para Niñas y Niños ‘Garzón Céspedes’ (2009, Madrid / México D. F.); el Premio ‘La Oveja Negra’ (2009, Buenos Aires, Argentina), el Premio ‘El Dinosaurio’ (2010, Colombia) y el Premio IX Certamen Internacional de Poesía (2011, España).

1- ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿Qué hay primero? ¿Un lector que se transforma en escritor, o  un escritor que se transforma en lector?
Respecto del huevo o la gallina, no sabría decirle. No estuve allí cuando ocurrió el hecho. Quizá la Chiqui Legrand sepa algo, ¿por qué no le consulta?
Ahora, en el caso del lector/escritor o escritor/lector; no imagino escribir sin haber sido, antes, lector. Y no un simple lector: se debe haber sido un devorador de libros, revistas, diarios, etiquetas de champúes, desodorantes y envases de arroz; antes de ponerse a escribir. No imagino otra forma y no conozco, entre mis amigos escritores, alguien que no lo haya hecho así.

2- Describime tu escritorio a la hora de sentarte a escribir un texto.
Cambia, casi todos los días, de forma y lugar en la casa. Solía ser en el comedor, con la tele de fondo; o en la mesa de patio, en verano. Recién ahora (y desde no hace más de diez días) pude empezar a armar mi “taller”, en el cuarto que dejó libre mi hijo Alan, al irse a vivir con Marisol. El armado es lento, pero no hay apuro. Son las dos de la mañana, afuera hace 15 grados, pero yo tengo mi estufa, y estoy sentado en mi mesa, escribiendo en la notebook. Me acompaña George Harrison, cantando “I live for you”, en Spotify. Estoy en patas (hay alfombra), con el mate y el termo a un lado (hoy se me antoja dulce, como la mayoría de las veces). Sobre la mesa hay algunos de mis cuadros a medio pintar, unos pinceles y tintas chinas, acrílicos y óleos; mezclados con libros y originales viejos-viejos de poesías (¡En papel! ¡Escritas con birome!), que estoy reciclando para una futura edición. Ahora, Janis Joplin canta “To love somebody”. Buena versión.

3- ¿Cuánto hay de tu pedacito de barrio en tu escritura?
Me tocó en suerte dejar mi territorio de la infancia a los once; y, desde entonces, cambiar varias veces de barrio. Así que, para mí, “barrio” es, ante todo un concepto más que un lugar concreto. En este sentido, hay varios textos míos que transcurren en el barrio o lo usan para permitirme dibujar un personaje y anclarlo a un terreno conocido y querible.
Por otra parte, en algún punto reniego, como escritor, de esa costumbre de referir una geografía específica de calles, que el lector —salvo que sea mi vecino— no va a reconocer y le va a molestar en su lectura.

4- Todos los escritores recomiendan tomar talleres. ¿Por qué hay que tomarlos?
Antes que nada, debo destacar que creo en la diferenciación entre técnica y arte. La técnica es bastante fácil de transmitir; pero el arte es otra cosa. Creo que, en general, los talleres literarios, aún los talleres creativos, se centran en enseñar la técnica. Yo no los tengo en especial estima, aunque tampoco milito en contra de ellos. He participado en talleres en los que he aprendido mucho, he ido a otros que han sido una verdadera pérdida de tiempo, e intervine en experiencias —talleres on-line, con estructuras muy diferentes a las de un taller convencional— que, para mí, funcionaron muy bien; aunque he encontrado mucho detractores. Lo que sí recomiendo es exponer los textos escritos a lectores/críticos/amigos, algo  así como un test screening de los que se hacen en cine. Y, por favor, leer un poquito sobre ortografía y gramática.
He dictado algunos talleres/seminarios; y allí pretendo direccionarlos hacia el otro camino, el del arte; mostrar otro punto de vista, señalar la magia de un texto, sin centrarme en las cuestiones técnicas. Es un intangible, algo difícil de definir y, por lo tanto, de transmitir. La forma más útil que he encontrado es generando interés en la lectura y el comentario de textos, por los que tengo especial cariño.

5- ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado como escritor?
Abelardo Castillo me dijo, una vez (Si, dicho así parece importante, aunque no hago más que usar una de las tantas acepciones metafóricas de la construcción. Castillo lo escribió, yo lo leí; y en tal sentido se puede afirmar que me habló, aunque él nunca supo ni pretendió estar físicamente conmigo):
“Lo que llamamos estilo sucede más allá de la gramática. No es lo mismo decir: ‘ahí está la ventana’ que ‘la ventana está ahí’. En un caso se privilegia el espacio; en el otro, el objeto. Toda la sintaxis es una concepción del mundo”; y puso en palabras algo que yo intuía, sin poder formular.
Me dijo otras cosas, que están en sus “Mínimas para escritores”. Algo parecido me pasó con Borges y con Quiroga.
Entre los que me hablaron sin metáforas, destaca Ricardo Giorno, después de leer un texto mío, algo flojo, dijo: “Me contaste la película. Ahora, mostrámela”. Estuvo bueno.

6- ¿La mayor alegría literaria que has tenido?
Entrar, cierto día, a la habitación de mi hijo Maxi; y ver, enmarcado y colgado en la pared, al primer borrador (más o menos del año ’85, ¡en papel! ¡escrito con birome!) de mi cuento “Éramos un millón de animalitos ciegos”.

7- ¿Qué escritor te robo una idea antes de que se te ocurriera?
En este sentido, he tenido muy mala suerte y he sido bastante anteplagiado. Puedo citar a Borges (gran ladrón), a Bradbury, a Cordwainer Smith, a James Tiptree Jr., a Dick (no le perdono que me haya sacado “El caso Rautavaara”), a Zelazny, a Silberberg, a Clark, a Le Guinn, a Levrero, a Gorodischer, a Giardinelli, a Shua, a…

8- ¿Qué se siente haber terminado un texto?
¿Se termina un texto alguna vez?
Creo que podés desprenderte de un texto, pero nunca darlo por terminado.

9- ¿Qué debe tener un buen texto?
Ápalala. Ésta es difícil. Me gusta la sorpresa, la vuelta de tuerca inteligente. Supongo que debe tener buen ritmo (lo que no necesariamente implica velocidad), sobriedad en el uso de las palabras, cohesión, buenos cimientos, y una construcción impecable, aunque sea modesta. Pero no sé si todo eso garantiza algo.
En lo particular, soy partidario de la acción. No. Es más correcto decir que me interesan a los textos amenos. No soy afecto a las largas descripciones ni a las construcciones psicológicas extensas, que fatigan. ¿Viste cuando leés una novela y te salteás diez o veinte renglones, y te dás cuenta que no perdiste el hilo? Bueno, de eso hablo.

10- ¿Cómo es el lector ideal?
Partimos de muy abajo: mínimamente, debe comprender el texto. Después, podemos sumarle adjetivos: debe ser crítico, escéptico, curioso, abierto, imaginativo, lúdico, inteligente, activo. Debe estar dispuesto al asombro, tener algo de niño que busca dejarse sorprender. Debe tener cierto nivel de conocimientos generales. Debe interrogarse sobre lo que lee, y buscar él mismo las respuestas. Y, por sobre todo, amar los libros.

11- Un buen escritor… ¿se expone sin tapujos? ¿O logra evadirse totalmente?
Un escritor debe ser honesto, aun cuando escriba ficción y el contrato con el lector establezca que ambos saben que el autor está contando algo que no ocurrió (es decir, una mentira). Ahora, no creo que ninguno de estos extremos —exponerse o evadirse— condicione la honestidad como tal. Cada quien lo resolverá a su gusto. Baudelaire o Whitman se expusieron. De Salinger se sabe bastante poco después de “The catcher in the rye”. Pero todos ellos fueron honestos en su escritura.

12- ¿Qué cosa está sobrevalorada en la literatura?
El culto al mainstream. Hay cierta tendencia marketinera que soslaya la existencia de un conjunto bastante grande de autores extraordinarios que, por suerte, aparecen en redes o autoediciones sin que sea difícil encontrarlos. ¿Sabés?, suelo hacer una comparación entre la industria del libro y el fútbol: en éste último está muy viva la figura del cazatalentos, que recorre clubes de barrio o de pueblitos perdidos buscando la próxima joya. Vivo en Buenos Aires y asisto con frecuencia a charlas, seminarios, jornadas, encuentros, cafés literarios, recitales de lecturas y demás (en especial, de dos temas que me interesan: ciencia ficción y microrrelatos) y jamás, nunca, vi a un representante de alguna editorial con cierto renombre, ni actuando a la manera de un cazatalentos ni con ninguna otra excusa. Creo que si asistiesen, se llevarían más de una sorpresa y verían para dónde va, realmente, la literatura.

13- Si llegaran los extraterrestres… ¿Qué libro les regalarías como muestra del genio humano?
¿Tiene que ser uno? Creo que El Quijote, La Divina Comedia, el Romance de los Tres Reinos de Luo Guanzhong, y alguna de las obras de Shakespeare. Seguro, algo de Borges y, si tienen lugar, Las intermitencias de la muerte, de Saramago.
Y, mirá. Se me ocurre, ahora, un libro que, hasta donde sé, no está escrito: una antología de poesía mundial, de todas las épocas; que contenga desde la Epopeya de Gilgamesh y las canciones de Ugarit hasta poemas de Bukowski y Kōichi Iijima.

14- ¿Qué diferencia hay entre tu primer libro, y el texto en el que estés trabajando ahora?
¡Uf! ¡Un universo! Hago la comparación entre mis primeros escritos y los últimos. Digamos que me daba ínfulas de escritor consagrado y suponía que haber leído Sobre héroes y tumbas y la Historia universal de la infamia bastaban para considerarse un profesional. Por suerte, en aquella época no publiqué ningún libro; y el primero salió unos treinta años después, dándome cierto margen para la corrección y hacerlos medianamente dignos.

15- ¿Qué rostro tienen tus musas?
El de mi esposa, Adriana.

16- Al mejor estilo Frankenstein… armame un monstruo con partes de diferentes escritores.
La magia de García Márquez, la sorpresa brutal de Martin McDonagh, la gracia dramática de Mauricio Kartum, la simplicidad de María Elena Walsh, la imaginación desbordante de Cordwainer Smith, el dominio del idioma de Julio Cortázar, el lenguaje de barrio de poetas como Daniel Salzano o Adrián Abonizio,  la manera de transmitir sentimientos de Casciari, la opresión de Kafka, el terror de Lovecraft, los mundos de Borges, las descripciones de Forn, la soledad de Kawabata, el desgarro de Alejandra Pizarnik, el sufrimiento de Paul Celan y la inmensidad de Proust.

17- Un libro que todos recomienden y que no te haya gustado.
El Ulisses de Joyce. Nunca pude pasar de la cuarta página.

18- ¿Cómo sería un mundo sin libros?
No lo imagino. Es decir, pudiera no haber libros; pero, de seguro, habría narradores a la manera de los guslares búlgaros, por ejemplo; o los graeculi romanos. O videos, o algún tipo de multimedia. O quizá hubiésemos evolucionado en alguna forma de inteligencia colectiva, donde todos estuviésemos comunicados en un cerebro comunitario, depositario de todas las historias.
Un libro (en papel o digital, da lo mismo) es la manera más extraordinaria de comunicación dentro de una especie eminentemente social, como la nuestra. La oralidad permite comunicarnos con nuestros contemporáneos, pero un libro permite que podamos, ahora, escuchar lo que tenía para contarnos un hombre de hace 100, 500 o 3000 años.

19- Funda una nueva religión. A quiénes se adoraría. Cómo serían los rituales.
Ajá. Interesante coincidencia. Casualmente, estoy trabajando en una nouvelle de ciencia ficción, en tono humorístico, en la que tiene un papel preponderante una nueva religión, que armé desde cero. Te leo las aclaraciones, a modo de notas al pie, que están en un capítulo de la obra, que se llama “Las verdades de la fe” y anda dando vueltas en Internet:
La Religión Somorguja (por extensión, a los practicantes se los conoce como somorgujos, también llamados somores) es un sistema de dogmas y prácticas asociadas al mito de la «Vieja Tierra», la creencia en la existencia real de un planeta madre de la humanidad. Usan como talismán una botellita o frasquito de vidrio sostenido por un collar, que en su interior y según profesan, contiene tierra de la Tierra. Se identifican entre ellos con una señal en la que (colocando los dedos índice y medio de la mano derecha extendidos y juntos, mientras el pulgar sostiene o aprisiona los dedos anular y menor) con los dos dedos mayores se tocan la mejilla izquierda. Una vieja tradición según la cual recuerdan el lunar con forma de hongo que tenía en esa mejilla un respetado patriarca de la antigüedad y maestro del somorgujismo conocido como Yetento Tizaleni.
Varias de sus enseñanzas chocan abiertamente con el sistema de leyes impuesto por el Supremo Benefactor, Dictador Amigable y Presidente Eterno, el Teniente General Brigadier Mayor Lakutshm Ilanga ―con quien se inició la Benévola Dictadura de Este Lado de la Galaxia—, hace trece mil quinientos años.
Basan sus enseñanzas en un libro que llaman El Texto (también conocido como Libro del Texto) y que es una colección de lecturas que sirve de base a la liturgia somorguja. Está compuesto por varios libros independientes: «La senda del perdedor, según San Bukowsky», «La increíble y triste historia de la Cándida Eréndira y su abuela desalmada, según San Márquez», «Manual de Taller del Sistema Eléctrico de la Excavadora Caterpillar 345B», «El Código Vinci, según San Brown», «La Tautología Darwinista según San Vallejo», «Harry Potter y las reliquias de la muerte, según San Rowling», «Anuario Hustler 1997 / 1998», «Ciudad de San Luis contra Minetto, Sixto Claudio sobre estafas reiteradas», «Los records Guinnes 2002», «Predicciones del Horóscopo Chino para el año 2004», «Malignant B-Cell Lymphoma  in  patient with  primary  Sjgren  sindrome, según San Varga y San Kiss». El primer libro, comúnmente llamado «Así Empezó Todo» lleva por título original «Manual de Instalación de la Prensa Neumática ‘El Galeón’ JR200 con PLC»

20- ¿Qué título tendría tu biografía póstuma?
Miralo vos al finado. Es lo que solía decir mi abuelo cuando, para el día de los muertos y en familia, se visitaba el cementerio. Después de dejar unas flores y hacer un rato de compañía a los queridos, se imponía una vuelta para ver las “tumbas nuevas”; todas de aquel tipo que exhibía una fotito ovoide y sepia del fallecido. Mi abuelo me llevaba de la mano; y, de tanto en tanto, se encontraba con un muerto conocido. Con cierta sorpresa, y siempre en voz baja, por respeto al silencio, me decía, por ejemplo “Miralo vos al finado Fernández”. Es una frase nostalgiosa para mí, abarcativa y extraña: relaciona de manera directa mi infancia —el comienzo—y la muerte.


martes, 1 de agosto de 2017

Acacio, bibliotecario, inventor de la nada, en GEOGRAFIAS IMAGINARIAS

Y acá estamos, con "Acacio, bibliotecario, inventor de la nada" en GEOGRAFIAS IMAGINARIAS, editada por Arango Editores (Editorial Océano de Bogotá, Colombia), Cristina Castro Rodríguez, Mariana Escobar Dangond y Proyecto Buda Blues

lunes, 17 de julio de 2017

Un micro mío en CORTOCIRCUITO

Está en marcha la antología de microficción CORTOCIRCUITO, monumental tarea de Fernando Sánchez Clelo junto a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Colección Ficción Express de Fomento Editorial BUAP). Según cuenta Fernando: "Para la presente selección no sólo se buscó que los minitextos presentaran una estructura distinta a las tradicionales de la literatura -cuento, poesía, teatro, aforismo-, sino que tuvieran un final sorpresivo, la sugerencia de un tema más allá del aspecto lúdico...". En esta antología fue seleccionado mi micro " Mami no va a dejar que te pase nada" junto a los trabajos de más de cien escriores de toda hispanoamérica; entre los que están mis queridos Agustin Monsreal, Coco Goicoa, Esteban Dublín, Ildiko Nassr, Jose Luis Zarate, José Manuel Ortiz Soto, Leonardo Dolengiewich, Lilian Elphick, Martín Gardella, Patricia Nasello, Ricardo Bugarín, Rony Vasquez Guevara, Sandro Centurion y Violeta Rojo 
¡Gracias, Fernando, por tu trabajo!

jueves, 8 de junio de 2017

Olor/Sabor/Final en LLUVIA DE MICROS

¡Gracias Córdoba Breve! ¡Gracias Luis Héctor Gerbaldo, Patricia Nasello, Ana Maria Caillet Bois y demás por incluir mi micro "Olor/Sabor/Final" en LLUVIA DE MICROS, el compilado de micros que despidieron el 2016, en Córdoba Breve.

El compilado entero se puede leer acá

OLOR/SABOR/FINAL 

Ella huele a duraznos y sabe a cerezas. Sus pechos suben y bajan al ritmo de su respiración, agitados. Llora sin emitir sonido. Él le besa el ombligo, apoya su cabeza en el vientre firme y se duerme, satisfecho. Ella lo acaricia y, prolongando su placer, se lo come. 

martes, 6 de junio de 2017

Dos poemas míos en Puerto Rico

En la revista Le.Tra.S, (Revista Literaria de la Universidad Metropolitana en Bayamón, Puerto Rico, Vol. 4 Núm. 1), mis poemas "Gris" y "Elegía para José, que fue mi abuelo"

El link a la revista, acá

Gris

Cuando éramos chicos
con un tibio olorcito a nuestras cosas,
formábamos una hermética pareja
en la diaria pelea del amor:
contra los viejos y el mundo.
Era ellos o nosotros. Vos y yo.
Y un millón de te quieros nunca dichos,
pero que estaban ahí.
Hoy miro aquel paisaje, y lo extraño.
Creo que me faltó coraje / tiempo / ganas / huevos
(vos tachá lo que no corresponda)
para conservar esos espacios, esos amores.
No he sabido cuidarte, ni jugar con vos después de mis diez años.
Tus vivencias y las mías, tan distintas,
nos dieron iguales resultados: nos queremos.
Pero hay detalles que marcan diferencias:
A vos te han puesto piedras,
terribles cascotes, ladrillos que duelen.
Hay que ser buena hembra y tener los ovarios bien puestos
para mantenerte entera y con ganas
después de pasar por tanto infierno.
Hay que ser bien hembra. Más y mejor que las mejores,
para seguir peleando, hermanita,
para seguir, seguir, seguir
queriendo.

Elegía para José, que fue mi abuelo

Al fin me decidí y logré poner en orden las palabras para hablarte.
Pude descifrar lo ineludible de tu muerte.
Encontré el justo equilibrio entre ayer y tristeza. Y entonces entendí
dónde has ido.
Supe que en todos los caminos, en cada grano de arena
tenés un pedazo de mirada.
Supe que sos gigante
Supe que creciste.
(No sé si vos subiste o Dios bajó, pero creciste).
Sé que somos vos, que sos anhelo.
Que cuando el sol se ponga rojo hacia la tarde, tus prodigios,
tan humanos, hablarán de vos bajo los cien paraísos de tu patio.
Que cuando el viento encuentre, por fin, su música
será porque vos lo has ayudado.
Es difícil de entender, pero he sabido
que algún día, al final
las estrellas escribirán tu nombre en un pedazo de cielo.

domingo, 4 de junio de 2017

Desde México, recibo LATINOAMERICA EN BREVE y EXTREMOS




Tengo en mis manos estas dos libros, ambas anologadas por Sergio Gaut vel Hartman:
EXTREMOS,  Antología de cuentos conjeturales de escritores mexicanos y argentinos, coeditada por Puertaabierta Editores y la Secretaría de Cultura del gobierno mexicano; con prólogo de Gerardo Horacio Porcayo; y
LATINOAMERICA EN BREVE: editada por la Coordinación de Extensión Universitaria de la Universidad Autónoma Metropolitana - Unidad Xochimilco.
En la primera, participo con mi cuento "Acacio, bibliotecario, inventor de la nada (el décimo signo)". En la segunda, con mi microrrelato "Cuento de hadas".
Un verdadero placer y un inmenso honor.

lunes, 15 de mayo de 2017

Un cuento mío leído en CUENTOS CRIOLLOS

En el programa Nro 15 de 2017 de CUENTOS CRIOLLOS, Juanci Laborda Claverie y Facundo Insegna leen mi cuento "Alfa y Omega".

Si están interesados en escucharlo, pueden hacerlo acá.

Si quieren escuchar el programa entero (MUUUUY recomendable); acá
En el número 155 de la REVISTA DIGITAL MINATURA (Edición bilingüe español/inglés), dossier "Científicos locos" publican mis micros "Remedio para el dolor de cabeza" (pág 22); "Lo que le dijo el monstruo al Dr. Frankenstein" (pág 37); "¡Lo encontré!" (pág 48) y "Descubrimientos científicos que se perdieron en la historia" (pág 54), en castellano y traducidos al inglés por Maxi Frini. Allí hay, también, textos de muy queridos amigos como Pablo Martínez Burkett y Daniel Antokoletz.
Pueden leerla, gratis, acá

Va una muestra:


¡Lo encontré!

El platero que hizo la corona de Hierón fue perdonado. El rey, en realidad, nunca le creyó a Arquímedes y su teoremita. ¿Cómo podía creer que los cálculos fuesen correctos? Nadie, en su sano juicio, puede hacerlo por más ¡Eureka! que diga el sabio, si éste anda por las calles de Siracusa en bolas, enjabonado y a los gritos. 

I found it!

The silversmith who made the Hieron's crown was forgiven. The king, actually, never believed
Archimedes and his little theorem. How could he believe the calculations were correct? No one, sane, can do it no matter how many Eurekas the wise man say, if he goes around the streets of Siracusa, naked, soaped up and screaming.

sábado, 13 de mayo de 2017

Presentación de "Textos Fugados"

Hoy presentamos la antología "Textos fugados", que tuve el gusto de compilar, en el stand de la Municipalidad de San Martín, en la 43ra Feria del Libro de Buenos Aires. "Textos Fugados" es resultado del trabajo de varios años en el Laboratorio Literario de San Martín Lee, que hacemos todos los jueves en la Librería Garabombo, mis compañeros y yo. En esta antología participamos Alberto Fiszbejn, Juliana Córdoba, Rubén Sardas, Amalia Fuino, Norberto Ramazotti, Claudia Bursuk, Lourdes Ramognino, Loreto Di Mascio, Cristina Ramognino y yo. Un verdadero placer.

lunes, 8 de mayo de 2017

Taller de Microficción en la Feria del Libro de Buenos Aires

Tuve oportunidad, gracias a la gestión de Andrea Felsenthal, de dictar un Taller de Microficción en el stand 3117 de la Municipalidad de San Martín, en la 43ma Feria del Libro de Buenos Aires, el 5 de mayo de 2017.
Todo salió de maravillas, gracias a la presencia de amigos y público; y a la gran (¡y destacable!) predisposición de la gente a cargo del stand.
¡Gracias a todos!

domingo, 19 de marzo de 2017

Un texto mío en EL NARRATORIO Nro 13

En EL NARRATORIO.- ANTOLOGIA LITERARIA DIGITAL Nro 13, publican mi texto "Acacio, bibliotecario, inventor de la nada (el décimo signo)", junto a textos de Daniel Antokoletz, Pilar Alejos Martínez Alféizar Daniel Abrego Andrés Galindo Fatima Romina Arroyo Maria Gabriela Brazon Hernandez Ana Maria Caillet Bois Olga Canetti Miguel Ángel Di Giovanni Rolando José Di Lorenzo Carlos M. Federici Daniel Frini Escritor Damaris Gasson José González Sánchez Luis Jesus Goróstegui Ubierna Salomé Guadalupe Ingelmo Monica Marchesky Ana Milán Álvaro Morales Renate Mörder Silvana Alexandra Nosach Javier Puchades Cecilia Ramos Montes Plácido Romero Yolanda SA Cross De Lena Dante Vázquez M Zandro Zás Carlos Enrique Saldivar Nancy Aguilar Quintero Mónica Altomari Isabel Galindo Fatima Alba Jorge Velazquez Carolina Barrera Gonzalo Iván Federico Marongiu II Liliana Machicote Luciano Doti Patricio Peralta R Isaura Chevalier Lydia Raquel Rabuñal y estupendas fotografías de Andrés Galindo.

EL NARRATORIO 13 está disponible para su lectura on line en ISSUU y para su descarga gratuita en MEDIAFIRE.
El link, acá

lunes, 13 de marzo de 2017

Micros míos en la antología de microrrelatos policiales "DISPARA USTED O DISPARO YO"

Ya está lista la antología "Dispara usted o disparo yo" (Editorial Brevilla, Santiago de Chile, 2017), ¡298 páginas de microrrelatos policiales de más de una docena de países! Hermoso y gran trabajo del comité editorial encabezado por Lilian Elphick y conformado por Patricia Nasello y Sergio Astorga; y los compiladores Patricia Nasello (Argentina), José Manuel Ortiz S. (México), Melanie Márquez A. (Estados Unidos), Geraudí González (Venezuela), Sergio Astorga (Portugal y Brasil), Jorge Etcheverry (Canadá), Solange Rodríguez P. (Ecuador), Alberto Sánchez Argüello (Nicaragua),  Lilian Elphick (Chile/otros  países), Pablo A. García M. (España) y Alberto Benza (Perú)

Acá, el link para descargarla y disfrutarla en .pdf.

Allí están mis micros "Calibre 45" y "Querido amigo", en la página 27.

lunes, 27 de febrero de 2017

Vamos a pelear contra el muro


La trinchera es chiquita, y está lejos del frente. Como dijo Celaya, la poesía es un arma cargada de futuro. Entonces, acá me ve, participando con "Imposible" en la convocatoria "Poesía contra el muro", convocada por la revista mexicana "Círculo de Poesía"; con esta premisa:
"En Círculo de poesía, Valparaíso México y el Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de México hemos convocado a una acción global de resistencia para contrarrestar los impunes ataques a todas las libertades por parte del tirano estadounidense Donald Trump, poetas de todos los continentes nos envían sus poemas para construir un espacio de entendimiento entre los pueblos del mundo a través de la poesía."
#POESÍACONTRAELMURO / #POETRYVSTHEWALL / #POÉSIEVSMUR

Para leer la página: click acá

IMPOSIBLE 

Día tras día
uno igual al otro y al que sigue.
Duele mucho el mundo que allá afuera
respira libertad.
La misma soledad hora tras hora.
Se extrañan las caricias de un sol
que no atraviesa los barrotes
de esta jaula. Abruma la tristeza.

No existe manera de escapar.

Nunca supo el porqué del cautiverio.
No hubo jueces ni sentencia.
El límite era el cielo,
y un segundo después
el cielo tomó forma de mazmorra.
Era libre.

De horizonte a horizonte sonreía,
y un minuto después,
todo el mundo
quedaba al alcance de sus alas.
Se le hizo
imposible
soportar otra hora de condena.
Se decidió. Sonrió. Miró hacia afuera.

Se quitó la vida
Extendió sus alas, tomó impulso,
cruzó los barrotes
y voló.

jueves, 2 de febrero de 2017

En SPECULATIVE FICTION IN TRANSLATION, links a dos cuentos míos

En el sitio de SPECULATIVE FICTION IN TRANSLATION aparecen los links a dos cuentos míos, aparecidos, en inglés, en ALCHEMY en 2014 (y traducidos por Maxi Frini): "Siempre llego tarde a todas partes" y "Teoría de la extinción de las especies".

martes, 17 de enero de 2017

Y llegamos a "Galaktika"...

El autor de Ciencia Ficción sueco, Sam J. Lundwall, escribió, allá por mediados de los '80, un artículo en su libro 'Science fiction: An Illustrated Story', que luego fue republicado en la revista 'Foundation', donde hacía un análisis que cubría revistas de CF de todo el mundo. Allí escribió:

"La revista norteamericana 'The Magazine of Fantasy and Science Fiction' es una de las tres mejores del mundo, las otras dos son la argentina 'El Péndulo', sin duda la mejor revista de ciencia ficción en contenido, presentación y diseño que se haya publicado jamás en cualquier sitio y la húngara 'Galaktika' "

Bueno. Resulta que gracias a Sergio Gaut vel Hartman, hemos llegado a "Galaktika", en una edición especial de Ciencia Ficción argentina.
Allí está mi cuento "Multiverso", junto con buenísimos trabajos de gente como el muchachito este, Jorge Luis Borges, como Angélica Gorodischer, Ana María Shua, Carlos Gardini, Leonardo Killian, Eduardo Goligorsky, Fernando Sorrentino, una recopilación de tiras de "El Eternauta"; y muy queridos amigos como Rogelio Ramos Signes, Claudia De Bella, Fabian Cesar Casas, Daniel Alcoba, Néstor Darío Figueiras, Daniel Antokoletz, Héctor F Ranea Sandoval, Patricio G. Bazán y el mismo Sergio Gaut Vel Hartman.
Mire: chochura es poco.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Navidad 2

—¡Para nosotros también es Navidad! ¡Mi esposa es otra que está a punto de dar a luz! ¿Por qué tenemos que dejarle el lugar a ella, eh? —decía el burro, mientras el granjero los sacaba, a él y a su esposa, a empujones del pesebre para dejarles el lugar que había alquilado —a precio de usura— a la Sagrada Familia.

Navidad 1

La matrona apartó la cortina andrajosa que cubría la entrada del pesebre de Navidad y le habló al padre que caminaba, nervioso, mientras esperaba.
—¡Felicidades! —exclamó, sonriente, mientras lo animaba a mirar adentro.
José entró, apurado, y no pudo disimular su sorpresa.
—¿Mellizos? —dijo— ¿Y ahora qué hacemos?

viernes, 30 de septiembre de 2016

"¡Basta!" en el club Unión de Del Viso

El viernes asistí a la presentación de "¡Basta! - Cien hombres contra la violencia de género" (en el que participo con mi "Cuento de hadas") en el club Unión de Del Viso. Verdaderamente, una celebración de las artes. Con artes plásticas, música y teatro, el mejor marco para un libro que, más que eso, es un manifiesto. Y tuve el inmenso placer de participar. Gracias a Omar Julio Zárate, a Cabrera Rubén Faustino, a Fabian Vique; y a todos los que hicieron posible y participaron de una noche hermosa.

jueves, 22 de septiembre de 2016

Mi micro "Minutos antes de la orden de ataque" en "Pasión Micrófila"

¡Ya está disponible "Pasión Micrófila"! Un libro digital que celebra el primer año de la revista "Microfilias", con una selección de los trabajos publicados durante ese año (primeras cinco ediciones). Publica "Libros al Albur", compila Patricia Nasello.

Allí está mi micro "Minutos antes de la orden de ataque".

Lo pueden leer aquí.

domingo, 28 de agosto de 2016

Presentación de "ComoHombres" y final de "Pelos de Punta"


Ayer, en el Cierre de la Colección Pelos de Punta, y presentación de los últimos 7 libros de la colección. Participo en el último tomo, "ComeHombres" (el n°13) con mi cuento "Nuestro sol era una máquina de fabricar sombras". Un agradecimiento de aquellos para Narciso Rossi, Luciana Baca y Rubén Risso. Una reunión espléndida, con el agregado de haberme encontrado con querídísimos amigos como Gustavo Courault y Pablo Martínez Burkett.

martes, 26 de julio de 2016

Se viene MINIMALISMOS 2 - ALMACEN DE BREVEDADES

Ya está cerca.
Edita SINERGIA y antologa Sergio Gaut vel Hartman.

Esta es la lista de escritores que participan en la antología:
Adriana Alarco de Zadra
Roberto Almendáriz
Daniel Antokoletz
Alejandro Bentivoglio
Sebastián Borkoski
Ana María Caillet Bois
Fabián C. Casas
Susana Cella
Silvana D´Antoni
Daniel Frini
Héctor García
Sergio Gaut vel Hartman
Köller
Ada Inés Lerner
María Elena Lorenzin
Abel Maas
Melanie Márquez Adams
Jorge Miño
Cristian Mitelman
Juan Manuel Montes
Fernando Naranjo Espinoza
Fernando Andrés Puga
Héctor Ranea
María Cristina Rolnik
Liliana Mabel Savoia
Norah Scarpa Filsinger
Fernando Sorrentino
Marcelo Sosa
Patricia Suárez
Iris Tocuyo
Gustavo Valitutti

lunes, 25 de julio de 2016

69 Antología de microrrelatos eróticos. Reseña de Carlos Enrique Saldivar



Dice Carlos Enrique Saldivar:

He leído los dos volúmenes de "69", antología de microrrelatos eróticos, compilados por Carolina Cisneros (el tomo de las autoras) y por Alberto Benza (el tomo de los autores varones). Creo que ambos libros forman una unidad, cada uno tiene 69 minificciones de 69 palabras. Son 69 mujeres y 69 hombres desbordando la creatividad. Este servidor participa en el tomo de los varones con el texto "Placer interno". Separando mi texto, opino que estamos ante una obra monumental, todos los trabajos son muy buenos, y los hay excelentes, sublimes; hay desde el realismo cotidiano, hasta el misterio, la fantasía, la ciencia ficción, entre otros géneros. Los textos se leen con gran placer, como si se degustara un pequeño y delicioso manjar, y varios de los trabajos se pueden releer. Estamos ante la mejor antología temática de minificciones editada en Perú; me sorprende la calidad de estas ficciones, y que tantos autores hayan conseguido dar a luz microrrelatos tan buenos, teniendo la limitación del número de palabras; en mi caso, me costó. Creo además que, aunque ambos libros compartan título y sean dos tomos, son dos antologías distintas, de compiladores distintos, y se pueden leer, y estudiar de forma independiente. De modo que estamos ante dos antologías, que se complementan, y al mismo tiempo se valen por sí solas, al momento de exponer la creación literaria. La editorial que llevó a cabo el proyecto es Altazor. Visiten su stand en la FIL y adquieran un ejemplar. La lectura los satisfará y los acompañará por mucho tiempo durante los recónditos viajes de la excitación imaginativa.

sábado, 23 de julio de 2016

69 - Antología de microrrelatos eróticos

Me avisa Alberto Benza:

Este sábado 23 de Julio a las 5p.m. en el auditorio: Clorinda Matto de Turner presentaré junto a Carolina Cisneros la Antología «69» (Editorial ALTAZOR). Nos acompañan en la mesa los investigadores: Óscar Gallegos y Rony Vásquez.

AUTORES QUE CONFORMAN LA ANTOLOGÍA «69» LADO MASCULINO ♂:

1. Gonzalo Aguilar Rojas
2. Julián Amézquita
3. Róger Antón Fabián
4. Manuel Araníbar Luna
5. David Arce
6. Dennis Arias Chávez
7. Germán Atoche Intili
8. Pablo Ávila Oré
9. Sergio Barandiarán
10. Enrique Bernales Albites
11. Carlos Calderón Fajardo
12. Ricardo Calderón Inca
13. Fernando Carrasco Núñez
14. Sandro Centurión (Argentina)
15. Jomar Cristóbal Barsallo
16. Antonio Cruz (Argentina)
17. Carlos De La Torre Paredes
18. Emilio Del Carril (Puerto Rico)
19. Willy del Pozo
20. Leonardo Dolengiewich (Argentina)
21. José Donayre
22. Diego M. Eguiguren
23. Julio Estefan (Argentina)
24. Daniel Frini (Argentina)
25. Óscar Gallegos
26. Martín Gardella (Argentina)
27. Pablo González Cuesta (España)
28. Mario Guevara
29. José Güich Rodríguez
30. William Guillén Padilla
31. Pedro Guillermo Jara (Chile)
32. Marcos Herrera Estevan
33. Leandro Hidalgo (Argentina)
34. Ángel Málaga
35. Andrea Marinelli (Italia)
36. Jack Martínez
37. Sarko Medina Hinojosa
38. Juan Manuel Montes (Argentina)
39. Ernesto Moreno Ampuero
40. Pablo Nicoli Segura
41. Pedro Novoa
42. Héctor Ñaupari
43. Juan Ochoa López
44. Karl Oharak
45. José Manuel Ortiz Soto (México)
46. Alfonso Pedraza (México)
47. Javier Perucho (México)
48. Rogelio Ramos Signes (Argentina)
49. Carlos Rengifo
50. Jorge Rivera Rojas
51. David Roas (España)
52. Miguel Ruiz Effio
53. Cosme Saavedra
54. Carlos Enrique Saldívar
55. Daniel Salvo
56. Álvaro Sánchez Schwartz
57. Miroslav Scheuba (Chile)
58. Alberto Schroth Prilika
59. David Slodky (Argentina)
60. Christian Solano
61. Félix Terrones
62. Manuel Terrones Pacheco
63. Jorge Ureta Ureta
64. Miguel Ángel Vallejo
65. Rony Vásquez Guevara
66. Fabián Vique (Argentina)
67. Omar Julio Zárate (Argentina)
68. Alberto Zelada
69. Lucho Zúñiga

jueves, 21 de julio de 2016

"Nuestro sol era una máquina de fabricar sombras" en COMEHOMBRES

Se viene el número final de la colección Pelos de Punta. Es el número 13, "Come Hombres", y allí está mi cuento "Nuestro sol era una máquina de fabricar sombras".
Es el tomo final y PelosDePunta se despide con escritores de primer nivel. Federico Jeanmaire, Gustavo Nielsen y muchos más en un libro de relatos encadenados. En un homenaje al atemporal Las mil y una noches, ComeHombres encierra un cuento dentro de otro al mejor estilo "caja china". Locura, ambición, sexo, venganza y mucho pero mucho miedo en los 14 relatos de horrror que no vas a poder dejar de leer. ¿Estás listo para el paso final?

FECHA DE LANZAMIENTO: 25/08/2015

En este tomo:
Estación, por Gustavo Nielsen
Perdón, por Manuel Megías
Lara and the dead dolls, por Esteban Prado
Pájaros de la cabeza, por Mariano Quirós
Otoño en el panteón de los libros, por Maximiliano Chiaverano
El hombre de camisa a rayas, por Martín Carbonetto
Nuestro sol era una máquina de fabricar sombras, por Daniel Frini
La sombra en el faro, por Ariel S. Tenorio y Franco Guarino
Larga espera, por Matías Gallardo
Los esperantes, por Mauricio Koch
El contingente, por Julián Mocoroa
Devolvé el cuchillo, por Mariel Mitidieri y Julián Arrighetti
Batman en la cama de al lado, por Juan Pablo Gómez
Finde, por Federico Jeanmaire
con epílogo de Narciso Rossi

miércoles, 13 de julio de 2016

CHRÓNO ÉNA, CHRÓNO DYO en ESPACIO AUSTRAL

Dice la nota de prensa de CONTRACORRIENTE EDICIONES:

El décimo tercer cuento de Espacio Austral es Chróno éna, Chróno dyo de Daniel Frini. 

El señor Jota-Tres-Tres visita al Licenciado E-Dos-Cero-Cero ya que necesita su ayuda para cumplir con un pedido que cambiará la historia de la humanidad.


Comunicado de Prensa:


Santiago, 25 de julio de 2016.

Los más destacados escritores de ciencia ficción de Chile y Argentina reunidos por primera vez en una antología binacional

El volumen de cuentos Espacio Austral, publicado por Contracorriente Ediciones, agrupa las mejores obras chileno-argentinas de este género. Contiene textos de Sergio Alejandro Amira, Daniel Antokoletz, Jorge Baradit, Patricio G. Bazán, Alejandro Bentivoglio, Sebastián Borkoski, Óscar Barrientos Bradasic, Juan Calamares, Pablo Castro, Claudia De Bella, Jorge Etcheverry, Néstor Darío Figueiras, Daniel Frini, Ignacio Fritz, Sergio Gaut vel Hartman, Rodrigo Juri, Cristián Mitelman, Diego Muñoz Valenzuela, Laura Olivera, Héctor Ranea, Armando Rosselot C., Luis Saavedra, Saurio, Fernando Sorrentino, I.C. Tirapegui, Rodrigo Vásquez Saldía, Soledad Véliz y Abraham David Zaracho Ávalos.

«Este libro representa el esfuerzo de congregar, en un mismo lugar, a los más osados escritores de ciencia ficción de ambos lados de la cordillera. Es una antología que nos guía, no solo hacia el futuro de la humanidad sino al futuro de la literatura especulativa. Son 380 páginas y 28 cuentos que llevan al lector de un universo a otro sin descanso», señala su antologador, el narrador argentino Sergio Gaut vel Hartman, finalista del Premio Minotauro 2005. 

El porvenir siempre ha llamado la atención de los más diversos escritores (Julio Verne, H.G. Wells o J.G. Ballard son solo algunos de ellos) y en Espacio Austral se integran las visiones de 28 autores chilenos y argentinos sobre qué le espera al ser humano más allá del horizonte: Luz que rebota inofensiva en las paredes blancas. Abducciones. Espacio se pliega sobre sí mismo, verde. Algo que muere y renace en un mismo cuerpo. Aguas siempre a punto de cambiar de humor. Criaturas emboscadas por enemigos invisibles. Fragmentos de vivos y de muertos. Monstruos. Un vórtice de preguntas alocadas. Alienígenas. Una torre de Babel hecha de maldad pura. Roboides, virus inteligentes, nanorasers. El Apocalipsis según una moribunda. Puentes entre dimensiones. Cientos de embriones a punto de ser clonados. Una esfera oscura e hipnótica que engulle palomas y bolsas de basura. El cruel y penoso adiós de la anarquía. Mutantes. Un plácido paisaje que muestra una escarpada costa marina. Sobrevivientes. Una novelita ciberpunk. Ojos descomunales, redondos, sanguinolentos, sin cejas, sin pestañas. La turbiedad de los bosques hundidos. El ritmo implacable del plastiacero azul. Una ciudad dorada al otro lado de un río de plata. 

Este es el punto de partida de un viaje que llevará al lector, no solo hacia todos los rincones del universo, sino también hacia el interior de la mente humana. 

Acerca del antologador:

Sergio Gaut vel Hartman nació en Buenos Aires el 28 de septiembre de 1947. Es escritor, editor y antólogo. En 1982, mientras era parte del equipo de la revista argentina El Péndulo, dio impulso al movimiento que fundaría el Círculo Argentino de Ciencia Ficción y Fantasía. Ha publicado: Cuerpos descartables, El juego del tiempo, Espejos en fuga y Vuelos.

Espacio Austral - Sergio Gaut vel Hartman (antologador)- ISBN: 978-956-8854-12-6 - Género: cuentos - Páginas: 380 - Formato: 14 x 21 cm con solapas de 10 cm - Fecha de publicación: julio de 2016 - $17.900 - Editorial: Contracorriente Ediciones - Distribución: Ocholibros Editores

martes, 12 de julio de 2016

BASTA, CIEN HOMBRES CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO

Aquí está la tapa.

Edición de Amor Hernández, Fabián Viqué, Leandro Hidalgo, Miriam de Gerónimo y Sandra Bianchi.

Edita: Macedonia Ediciones

domingo, 5 de junio de 2016

Ya entró a imprenta ESPACIO AUSTRAL

Ya entró a imprenta ESPACIO AUSTRAL, la antología chileno argentina de ficción especulativa que edita CONTRACORRIENTE EDICIONES de Chile. Esta es la portada definitiva.

El libro salió gordito: 380 páginas con 28 cuentos, de Daniel Antokoletz , Patricio G. Bazán , Alejandro Bentivoglio, Claudia De Bella; Néstor Darío Figueiras, Laura Olivera, Héctor F Ranea, Saurio y Sergio Gaut Vel Hartman entre otras bestias. Acá está mi cuento de ciencia ficción con humor "Chróno éna, chróno dýo"

Micros míos en la antología de microrrelatos de amor/desamor BREVILLA

Lilian Elphick publica la antología de microrrelatos de amor/desamor BREVILLA, en la que tengo el placer de compartir mis textos con los de grandes escritores y amigos, como Adriana Alarco de Zadra, Pía Barros, Sandra Bianchi, Mónica Cazón, Sandro Centurión, Antonio Jesús Cruz, Luciano Doti, Eduardo Gottfelf , Luisa Hurtado, Ada Inés Lerner, María Elena Lorenzin, Patricia Nasello, Rogelio Ramos Signes, Álvaro Ruiz de Mendarozqueta, y Ana María Shua; entre otros. Allí están mis textos "El viaje del alma de Juan Benítez" y "La brújula herida"

¡Gracias Lilian!

El enlace está en:

sábado, 19 de marzo de 2016

Un micro mío junto a otro del Maestro Clarke.

Encuentro una entrada en un blog que se llama "Aire Nuestro"; el Club de Lectura más antiguo de la Biblioteca Jorge Guillén, del Instituto Cervantes de Milán (Italia), creado en el año 2009 y que tiene como objetivo principal permitir el encuentro de todos aquellos interesados en la literatura española e hispanoamericana y/o que desean participar en encuentros en español para practicarlo.
Veo que en este blog, en la sección "El microrrelato de los viernes: Regresión a la nada", Valeria Correa Fiz publica mi micro "Siseneg" junto a "siseneG" del maestro Arthur C. Clarke ¡UN MICRO MIO JUNTO A UNO DE CLARKE! 

sábado, 5 de marzo de 2016

En MEDIO SIGLO, mi micro "Sospechoso"

—Es el numero tres, señor detective. Ese es el que estaba en la cama de mi abuelita, y que intentó comerme cuando le dije: “¡Qué orejas tan grandes tienes!”
—Bien, Caperucita, le has hecho un muy buen servicio a la comunidad.
En la fila de sospechosos, el número tres, el Topo Gigio, lloraba.

En MEDIO SIGLO, mi cuento "Blacyipblus"

Érase una vez una oveja negra y de ojos claros. Pañuelo de seda al cuello; minifalda roja y medias de red. Fumaba mentolados en boquilla larga. Acostumbraba a abanicar las volutas de humo con una sola caída de sus pestañas kilométricas. Los ovejos estaban turulecos. 
Una tarde de julio, a eso de las seis, vino el lobo. Mercedes descapotable, anteojos oscuros, melena al viento, hocico con bronceado caribe. La oveja negra se fue con él sin decir adónde ni mirar atrás. 
Este podría ser el fin, pero no. 
Los ovejos no soportaron el dolor de la pérdida. Por esa época escribieron los mejores poemas de desamor y compusieron los blues más desgarradores, casi como Ma Rainey cantando Deep Moaning Blues. Once ovejos se suicidaron, aunque se sabe que, en el rebaño, «once» es otra manera de decir muchos. 
Este podría ser el fin, pero no. 
La oveja y el lobo se instalaron en la gran ciudad. Llevaron una vida glamorosa y fascinante. Fueron fotos en tapas de revistas, desde donde reglaban la moda; y hechizaron a la audiencia de livings elegantes de la televisión. 
Sin embargo, un tiempo después, el lobo adujo cierta necesidad de comprar cigarrillos y se fugó con Caperucita. La oveja lo esperó los días exactos que demoró en darse a la bebida. Un año más tarde, murió de frío en la calle, a no más de una cuadra y media del Caesars Palace. Nadie la reconoció. La enterraron en una tumba sin nombre en el Cementerio del Sur. 
Este podría ser el fin, pero no. 
Entre los ovejos, la oveja negra se convirtió en leyenda. Su eclipse se tradujo en viajes al Oriente; en fobia a las personas y reclusión en un penthouse de Bruselas; en un accidente de aviación cuando llegaba a esquiar en las pistas de Aspen. Su sonrisa sesgada se hizo cada vez más oblicua; sus dientes blancos brillaron más al pasar de una generación a otra; sus ojos son, ahora, casi transparentes. 
Hoy, los ovejos la recuerdan como quien evoca a Greta Garbo. 
Este podría ser el fin, pero no. Aunque no sé cómo sigue.

MINIMALISMOS ya está en la calle!

Yastá. Ya salió. 

En MINIMALISMOS (MICROFICCIONES Y CUENTOS BREVES) están mis micros "Apenas minutos antes de la orden de ataque"; "Tratado acerca de cómo levantar minas"; "Los hechos en el caso de mi brazo izquierdo"; "Costumbre amorosa de los gigantes" e "Inmortales". Acompaño a grandes autores como Daniel Antokoletz, Raquel Barbieri, Alejandro Bentivoglio, Diana Bracamonte, Sebastián Borkoski, Cristian Cano, Sandro Sandro Centurion, Antonio Jesús Cruz, Rosa Lía Cuello, María Pía Danielsen, Félix Díaz, Camilo Fernández, Mempo Giardinelli Köller, Ada Inés Lerner, Javier López, Beto Mansilla, Juan Manuel Montes, Fernando Naranjo Espinoza, Laura Olivera, Rogelio Ramos Signes, Héctor Ranea, Diana Sánchez, Ana María Shua, Juan Manuel Valitutti, Laura ElisaVizcaíno y Sergio Gaut Vel Hartman. 

 Editó SINERGIA. Antologó Sergio Gaut vel Hartman.

lunes, 29 de febrero de 2016

Cuatro relatos míos en MICROFILIA


En el N°4 de la revista MICROFILIAS, Patricia Nasello publica cuatro relatos míos: "La leyenda del hombre amantísimo", "Apenas minutos antes de la orden de ataque", "Se necesita un manual de autoayuda para fantasmas" y "Dirán, con temor, nuestro nombre en los fogones"


miércoles, 3 de febrero de 2016

Babelicus en español

Inaugurando el N°1 de BABELICUS EN ESPAÑOL (sucesora de Pegasus Internacional); acá está mi cuento "Siempre llego tarde a todos lados". Muchísimas gracias a Adriana Alarco, Stefano Valente y Pierre Brouillaud.

Siempre llego tarde a todos lados

Tengo un problema: mi máquina del tiempo atrasa.
He gastado horas en darle cuerda de la manera correcta (no es conveniente forzar el mecanismo, tal como lo demuestra el trágico incidente del Chichilo Sartori), pero no hay caso.
Intenté encontrar alguna ecuación que me permita compensar los desajustes (mi hipótesis era que cuando más lejos hacia adelante o hacia atrás, más atraso del mecanismo), pero no hubo caso. La he llevado al taller del Laucha Micheli —no hay mejor relojero que él—. Consulté con el Manteca Acevedo, que de motores cuánticos sabe una enormidad. Corregí el flujo de tempiones con una barrera de interacción electromagnética de largo alcance, confiné las fuerzas de repulsión electroestática para limitar la velocidad térmica, interferí en la relación an/cat de manera de aumentar la energía de paso; pero tampoco me sirvió de nada.
Y el problema no es menor.
Me hice viajero porque fue la mejor manera de aunar mis dos pasiones: por un lado, soy una especie de científico casero al que le fascina construir dispositivos extraños; y por otro, me encantan los episodios anecdóticos de la historia; así que, cuando encontré los planos, no lo dudé; construí la Máquina y me lancé al espaciotiempo, pero no hay caso.
Tres o cuatro veces quise ver cómo perdía su cabeza Maria Antonia Josepha Johanna von Habsburg-Lothringen, el veinticinco de Vendémiaire del año dos de la República Francesa, a las once de la mañana, en la Plaza de la Revolución, en París; y siempre arribé cuando los últimos curiosos están alejándose y el verdugo Sansón limpia la hoja de la guillotina. Incluso una vez llegué en la noche del veinticinco al veintiséis, y sólo encontré a un borracho orinando una de las patas del cadalso.
Quise ver a Martin Luther King y su I have a dream el veintiocho de agosto de mil novecientos sesenta y tres, frente al monumento a Lincoln, en Washington; pero solo encontré las escaleras llenas de papeles y sucias por las miles de personas que las habían pisado; y a un grupo de relegados comentando, mientras se alejaban, lo impactante que les había resultado el discurso.
Intenté estar entre las catorce horas veinticinco minutos y las quince del 30 de abril de mil novecientos cuarenta y cinco, en los techos del Reichstag de Berlín y resolver, de una vez por todas si fue Melitón Varlámovich Kantaria, o Mijaíl Petróvich Minin o Abdulchakim Ismailov el soldado que hizo ondear la bandera roja en el portal del Parlamento alemán; y ver a Yevgueni Jaldei  inmortalizar el momento en una foto (ícono, si los hay, que marca el final de la Segunda Guerra); pero no llegué, siquiera, a verlo guardando sus equipos. Ya eran las cinco de la tarde, el tejado estaba vacío, y no había bandera.
Para cuando pisé la Curia del Teatro de Pompeyo en Roma, en los idus de marzo del año setecientos nueve at urbe condita; Bruto y los conjurados ya habían asesinado a Julio César.
No llegué a ver a Perón en el balcón de la Rosada, el diecisiete de octubre del cuarenta y cinco. En Nagasaki ya había explotado la bomba. No quedaba ningún occidental en Saigón. Los militares no me dejaron entrar al Groun Zero de Roswell. Los plomos de los Beatles estaban desarmando los equipos de la terraza del edificio de Apple. Mary Jane Kelly ya estaba muerta en su cama y no vi ni rastros de Jack the Ripper. Los cadáveres de Mussolini y la Petacci ya estaban colgados cabeza abajo en la estación de servicios de la Piazza di Loreto. El auto de Lady Di ya estaba deshecho en el túnel a orillas del Sena, y rodeado de ambulancias y autos de la policía. Apenas quedaban astillas de las maderas del puente sobre el Kwai. De Juana de Arco sólo quedaban cenizas y dos o tres brasas que avivaba un leve viento del norte. Dempsey estaba subiendo al ring después del terrible uppercut de derecha de Firpo. Los árboles de Tunguska estaban caídos y en llamas. Y, por supuesto, la policía ya había acordonado la Plaza Dealey de Dallas y se habían llevado a JFK mortalmente herido hasta el Hospital Parkland.
No hay nada que hacer. Siempre llego tarde a todos lados por culpa de este cacharro que me costó más de diez años de trabajo, un monstruosidad en dinero, mi matrimonio, el odio de mis hijos y el repudio de mis padres y amigos.
Por supuesto, intenté varias veces volver a mil novecientos noventa y ocho para prevenirme de este inconveniente con la esperanza de, en aquellos primeros pasos, encontrar una solución adecuada y tal vez obvia en los planos sacados de la revista Mecánica Popular del mes de marzo; pero, haga lo que haga, siempre llego después de haber cerrado mi taller y mientras, de seguro, estoy dormitando en el colectivo en el largo viaje de regreso a casa a esa última hora de la tarde. Ni siquiera pude llegar a prevenirme para sostener fuerte el pasamanos, la vez que el colectivo doscientos noventa y ocho frenó de golpe en la esquina de Brandsen y Quirno Costa, por culpa de un taxista que cruzó el semáforo en rojo; y que me valió una caída y un dolor en la espalda que me duró tres semanas.

sábado, 2 de enero de 2016

En las novedades de Noviembre de AMAZING STORIES (Sí, sí: la mismísima Améising Estoris que creó Hugo Gernsback en 1926) Tanya Tynjälä informa de la presentación de "Manual de autoayuda para fantasmas" en Garabombo.

Dice: "La editorial Peruana Micrópolis presentó en Argentina el libro de Daniel Frini “Manual de Autoayuda para Fantasmas”. El evento se llevó a cabo en la librería Garabombo de Buenos Aires, el 26 de noviembre"



http://amazingstoriesmag.com/2015/12/novedades-de-noviembre/


sábado, 21 de noviembre de 2015

Estaré en el 1er. Coloquio Argentino de microficcionistas

Por acá andaré el viernes 27 a las 12:50, en la mesa "Novedades editoriales de microficción I" presentando mi "Manual de autoayuda para fantasmas"; junto a los libros "¿Qué hacemos con los escombros?" (Saurio), "Yo también maté a un Terminator" (Sandro Centurión), "Legislación urgente para el logro de una humanidad sustentable" (Eduardo Gotthelf) y "La vida y otras inquisiciones" (Norah Scarpa Filsinger); y a las 15:00 hs, leyendo en el Carrusel de Microficciones III; junto a Mireya Keller (CABA), Alberto Benza (Lima, Perú), Mónica Cazón (Tucumán) y Miroslav Scheuba (CABA).

El 26 de noviembre de 2015, la presentación de "Manual de autoayuda para fantasmas"


lunes, 10 de agosto de 2015

"La balada de Duir y su amor galante" en AXXÓN 264

En la revista AXXÓN N°264, entre las 12 historias de FICCION BREVE, publican mi cuento "La balada de Duir y su amor galante"

Acá el link: